jueves, 3 de abril de 2008

- El cuidado de las playas -


Justo ayer, en una de las pocas tardes que suelo tener libres, decidí acercarme a la playa para hacer un poco de ejercicio y a la vez saborear los placeres de la brisa marina. Una vez descalzo (como mejor) y acompañado por un balón de fútbol me dí rienda suelta a recrearme sobre la plácida tarde y bajo un sol radiante pero respetuoso.

No fue la primera vez, cada año es lo mismo, pero en esta ocasión me he prometido escribir algo sobre ello. ¡La arena de nuestras playas está totalmente adulterada de basura humana! Y eso es algo que no puedo soportar. Por cada paso que daba: un tapón de botella de agua, cuatro cristales de botellín de cerveza rotos, una chapa oxidada de botellín de cerveza o cualquier otro refresco, algún tipo de plástico punzante, veinte asquerosas colillas. Llegué a divisar hasta botellines pequeños de algún tipo de licor e incluso un trozo de cristal de unas gafas de sol. Fue un milagro no terminar con las plantas de los pies desolladas. ¿Ya no tenemos derecho a andar tranquilos y disfrutar del fino tacto de la arena de nuestras playas?. Y es que todo esto me da entre pena, asco, indignación e incomprensión. Creo que si en algo si puedo generalizar es en torno a todo este tema: ¿a qué humano no le reconforta encontrar un paraje virgen, limpio, puro e inmaculado y disfrutar de él en todo su esplendor? ¿creéis que realmente existe el individuo al cual le gusta disfrutar de un entorno natural repleto de basura y suciedad? entonces me cuestiono la siguiente pregunta ¿porqué demonios nos cuesta tanto respetar el medio el cual tanto amamos y tantas sensaciones gratas nos proporciona?. La única respuesta que se me ocurre es que abunda la incoherencia, la vaguería, y el pasotismo dando lugar a un incivismo que nos afecta y molesta a todos. El simple hecho de (por perrería) no acercarse diez metros a la papelera más cercana o llevar consigo una bolsa para almacenar nuestros despojos, nos condenan a todos a presenciar esas desagradables acciones. Y es que tapones de plástico, cristales y similares, lejos de ser orgánicos, no se descomponen y perduran de entre las arenas… tampoco pasa un barrendero con pala y escoba cada día por costas y litorales. ¿Los ayuntamientos? pues podrían hacer mucho más de lo que hacen (o por lo menos aquí), como mínimo invertir en concienciarnos.

6 comentarios:

mery dijo...

Te doy toda la razón y si te sirve de consuelo me siento muy identificada contigo, yo soy de esas raras personas que invierte un rato de su tiempo cuando estoy paseando o tomando el sol en recoger papeles, metales o cristales que están en la arena, como también me pasa cuando voy a campo.... no puedo ver un bosque con una bolsa de basura tirada entre los matorrales o latas oxidadas por el tiempo pero ahí están perennes al paso de los meses... yo quiero dejar a la próxima generación unas playas, unos mares, unos océanos, unos bosques, una ciudad mucho mejor que la que yo puedo ver y disfrutar... un cordial saludo y te seguiré leyendo... adeu.

melocotón dijo...

Hola,me paso por aquí porque me ha hecho mucha gracia el comentario que le has hecho a Mery jajajajaja.
´(muy bueno sí señor!!!).
Respecto a tú post estoy de acuerdo contigo yo tampoco lo puedo soportar...ainssss pero te diré que en Grecia(en las playas públicas) es mucho peor...horror!!!.
Volveré a pasarme por aquí y "cotillear" más detenidamente jajajajaaja,si no te importa claro.
Muchos besines!!! :)

P.D.:...las fotos son tuyas???,son preciosas!!!

Sitjar dijo...

Me reconforta saber que no soy el único profundamente indignado de esta minoría (minoría creo yo por el pesimismo que siempre me atesora). En el caso de los bosques, también es muy triste, ya no solo por el hecho de ensuciar si no que exponen al entorno a un posible incendio por el efecto lupa. Tampoco quiero ni hablar de los señores particulares (sobre todo) que, lejos de gastarse un euro en un contenedor o cubeta de obra, lanzan todos los escombros en el campo etc… INSENSATOS.

¡Melocotón!... jejejejeje me alegra fuera de tu agrado el comentario pero no me hagas mucho caso que soy un lokuelo ehhh :P. Imagino que las fotos a las que haces mención son las del post de mi vuelta del viaje o la de la entrada de Benidorm, en tal caso sí son mías.

Muchas gracias por visitarme, es todo un placer, así lo haré yo :)

Abracetesssss

Joven Eriza dijo...

Iba a preguntarte a qué playa en concreto te referías, pero por desgracia, da igual si es la de Can Pere Antoni, o la de Ciudad jardín, o Cala Gamba... porque pocos nos molestamos en ir sacando plásticos del mar, o recogiendo colillas ajenas.
Qué le vamos a hacer, seguiremos en nuestro empeño ;)
Un besico!

Nalia dijo...

las playas son una porquería... antes al menos las del norte se salvaban, pero ya si ésas...

estamos destruyendo el planeta, pero es que parece que a muy pocos les importa! :(

Luna Carmesi dijo...

Y la orbita alrededor de la tierra... y pronto Marte...

Y lo de la playa???
Algunos escriben educacion con 'hache'...

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"