lunes, 14 de abril de 2008

- El gran silencio -

Inusual y místico. Esos son los primeros adjetivos que me vienen a la mente después de 164 minutos de documental. El gran silencio nos relata por medio de la cámara y sin necesidad alguna de articular palabra, la vida, las costumbres, las labores y una vida dedicada totalmente a la contemplación. Estamos hablando del día a día en uno de los monasterios más emblemáticos de los Alpes franceses: el Grande Chartreuse de la orden de los cartujos.

Su director Philip Gröning, tuvo que esperar dieciséis años hasta obtener el permiso para rodar y plasmar con su cámara digital la vida cotidiana de los monjes y su espiritual sentido de la existencia, eso sí, con la condición de no utilizar luz adicional y de no entrometerse en las prácticas del monasterio.

El documental, un tanto lento (para mi opinión... tuve que verlo en dos veces), busca al telespectador paciente, contemplativo y con cierto afán por lo desconocido, indiferentemente de si se identifican con sus creencias religiosas. Varios premios fueron a parar a manos de Philip: Premio al mejor documental del cine europeo y del cine alemán o también el Gran premio del jurado en el festival del Sundance.

Silencio y espiritualidad se funden estación tras estación entre aquellos muros donde monjes devotos fielmente entregados, oran y reflexionan a través de su formal ascetismo.

6 comentarios:

Nalia dijo...

seguro que cuenta cosas interesantes... aunque si es lento, no sé si sería capaz de verlo, porque la paciencia y el estatismo no son virtudes de las que pueda presumir... no obstante si algún día cae en mis manos no dudes que le echaría un vistazo!

como siempre gracias por la información!

besitos!!

Luna Carmesi dijo...

Lo veré en casa... Mis amistades no estan para historias contemplativas.
Yo creo que cada momento tiene su lectura, su audición o su visionado.

:-)

melocotón dijo...

Pues no la he visto...pero me han dicho que los cantos gregorianos que se escuchan son de alucinar,aunque casí tres horas de "peli" sin escuchar una sóla voz,no sé no sé...procuraré verla un día en casa,mientras me relajo...ainsssss...(hijo,que le voy a hacer!!!,yo soy más de "Casi 300" y cosinas así...jajajajajaja).
Besines!!!!

Sitjar dijo...

jejejejejej yo reconozco que puede llegar a producir somnolencia, eso sí, de lo más placentera. Si os cargáis de paciencia comprovareis que es singular y relajante.

3 besetes para estos 3 soletes

fire dijo...

te he leido con detenimiento..porque cada post es imperdible..
temas variopintos e interesantes...
me encanto perderme por tus letras...
te felicito
un saludo cariñoso..
:-)

CARLA BADILLO CORONADO dijo...

pues ´sí, e lenta...sin embargo...otro documental que no posea las virtudes que tien (buen manejo de fotografía, luz, etc.) se pierde... y ni ganas de despertar. Me apreció buen trabajo, pude conocer al director, cuando vino al festival internacional de documnetales en Quito.

Saludos desde la mitad del mundo.
Carla.

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"