viernes, 4 de abril de 2008

- Especies marinas y sus métodos -

El Nautilus Pompilius es un cefalópodo capaz de sobrevivir hasta 500 metros de profundidad. Capaces de vivir incluso hasta 20 años, el Nautilus es el único de su especie que posee concha externa. El interior de la misma está dividida en tabiques los cuales están provistos de un gas que les permite flotar. Para regular su flotación coge y suelta agua impulsándose como si de un propulsor se tratara, toda una peculiar forma de desplazamiento.

Todos conocemos los caballitos de mar. Esta especie de vertebrados nos sorprende con su método de reproducción donde, en este caso, no es la hembra la que se queda embarazada si no el marcho. Estos animales son voraces depredadores, comiéndose a sus presas enteras a través de una rápida absorción por medio de su hocico. El secreto de su desplazamiento reside en su minúscula
aleta dorsal que aletea 20 veces por segundo.

No tan conocido, quizás, el Hexabranchus sanguineus o más comúnmente llamada Bailarina española, forma parte de las babosas de mar. Destaca por su belleza y por su manera de acaparar la atención del público que la observa. Su cuerpo presenta vivos colores –los cuales advierten a los depredadores que se mantengan a distancia- y branquias rosadas prominentes en el dorso, a través de las cuales respira. Se desplaza creando una onda a lo largo de su cuerpo con los músculos dorso ventrales.


Me sorprendieron algunas de las peculiaridades de estos animales, pequeños habitantes de las profundidades, que tan poco conocemos y que tanto tiene que contarnos.

11 comentarios:

Nalia dijo...

siempre me han gustado mucho los animales, y el Nautilus fue unos de los primeros "extraños" que descurbí en un libro que me regalaron de niña. No sé por qué su nombre me fascinó... (cosas mías, a saber por qué jeje)...

por cierto, el Nautilus era también el nombre de un submarino de una novela famosa y no me acuerdo jaja... ¿puede ser el de "2o.ooo leguas en viaje submarino" de Julio Verne o son paranoias mías?

besitos!

Nalia dijo...

me ha gustado lo de la bailarina española... no la conocía! ;)

melocotón dijo...

Pues mira no conocía la Bailarina española pero nunca te acostarás sin saber una cosa más...jajajajaja.Pero sigo prefiriendo al "caballito de mar"...
Bueno,que espero que pases un féliz finde y que aproveches el solete en una terracina(yo pienso hacerlo jajajajaaj).
Un besote!!!

mery dijo...

Y si te digo.... que yo me quedo con la boca abierta cuando veo algún documental que hablan de las especies submarias que viven en las más profundas y gelidas aguas de nuestros oceanos???? es curioso como estos maravillosos seres pueden sobrevivir en la oscuridad a unas bajimas temperaturas y asi conservarse tal y como eran hace millones de siglos.... la naturaleza que es muy sabia y cuando la mano del hombre no destruye su magnifica obra natural es cuando todo sigue su ritmo sin que el paso del tiempo altere nada.... Un abrazo muy cordial marinero de aguas cristalinas y calas rocosas... ;)

Luna Carmesi dijo...

Ver al nautilus en una pecera te hace sentir ridicula en el tiempo!
Y lo de la bailarina... vaya!
:-O

Un beso!

Joven Eriza dijo...

La mitad de mis planetas por ver un caballito de mar...

AINA dijo...

bonito post. me encantan los animales. la verdad es que no sabia eso de los caballitos de mar ni de la mariposa.. interesante me ire pasando.

salut

AINA dijo...

pd. el rincon de ares m´ha agradat molt, molt xulo

Dumuro dijo...

See Please Here

Sitjar dijo...

La observación de las especies morantes de las profundidades -las que viven tan alejadas del humano- me resultan de lo más armoniosas, me transmiten paz, parecen vivir en otra dimensión, en un espacio carente de tiempo.

Nalia, no hubiera apostado nunca por que conocieras de hace tanto al Nautilus, más que nada por ser un animal tan poco común. Nautilus, capitaneado por el mismísimo capitán Nemo :)

Melocotón, yo también me decanto por el caballito de mar, despierta cierta ternura en mí ese animalito jejejejje. Por cierto, el sol nos ha regalado un gran fin de semana.

Mery, me encantan ese tipo de documentales. Uno de los factores que más me fascinan de la naturaleza, aparte de su inmensa belleza, es lo sabia que puede llegar a ser. Nunca deja de sorprenderme.

Luna, realmente me trasporta, su levitar en un impasible tiempo me hipnotiza, es una gozada.

Eriza, ahora con tu cámara acuática espero que nos obsequies con innumerables instantáneas :D

Aina, moltes gracies, molt agraït per les teves visites i molt content de que te hagi resultat interessant.

¡¡Muchos besetes para las más interesantes personalidades blogueriles!!!

Nalia dijo...

jeje ya ves, desde pequeña conozco muchas especies distintas de animales, tenía muchos libros acerca de eso... lo malo era cuando jugaba a "pi" que nadie se creía que existieran de verdad los nombres de animales que yo escribía y me sentía tan frustrada!

sí, el Nautilus del capitán Nemo, tenía razón pues ;)

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"