jueves, 21 de febrero de 2008

- La palma -

En el mundo de la ecología el término alternativas está fielmente presente en cada acto cotidiano que pueda resultar nocivo para el medioambiente y, por consiguiente, para nosotros mismos.

Siempre hay que buscar la mejor alternativa posible de lo considerado nocivo para convertirlo en un menor grado o inocuo por completo. Un caso claro de ayuda a nuestro medio natural es abogar por el no-consumo de aceite de palma, presente en cremas, cosméticos e incluso en margarinas. Las extensas plantaciones de palmeras van ganando terreno a selvas y zonas verdes muy importantes para el ecosistema de nuestro planeta (véase Sumatra, por ejemplo) también expeliendo así a todo residente de la zona, condenados a abandonar drásticamente su hábitat. El cerciorarse a la hora de ir a hacer la compra en no elegir productos con ese componente puede ayudar a que este cultivo deje de ser tan fructífero para las empresas interesadas en dicha explotación. Busca siempre productos alternativos como el aceite de oliva, girasol o canela.

3 comentarios:

Marta G.Brea dijo...

Buenísima recomendación! A partir de ahora me fijaré más cuando vaya a la compra.

Aquí en Galicia ocurre otro tanto con los eucaliptos, están invadiendo las zonas de pinos autóctonos.

Bss

Desesperada dijo...

yo no tomo margarina hace tiempo, así que una que me anoto, jejejejejeje

Sitjar dijo...

Si ya no nos basta con los "accidentales" incendios...

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"