viernes, 1 de febrero de 2008

- Arropando a la derecha -

La iglesia, aquí en España, está de uñas. Erizan su lomo ante el progreso, se defienden (de lo que ellos consideran ataques) suciamente, por encima de cualquier razón o coherencia. Sin importarles las reglas lo más mínimo usan tretas y fines que, en la sociedad de ayer, hoy y mañana pueden hacer mucho daño a la moral humana.

Si bien se definió mediaticamente el año pasado como el "annus horribilis" del rey don Juan Carlos, lo de la iglesia católica fue una grieta en su ya frágil casco titánico. Cada vez se les agota más el crédito, y no es para menos después de las constantes declaraciones que más que palabras han sido esputos. ¿Han perdido la cabeza?, particularmente a mi empiezan a asustarme.

Pues bien, hace ya algún tiempo, tomaron la decisión de echarse el edredón de la derecha (en plena campaña electoral) e iniciar su vil cruzada contra el actual gobierno de Zapatero, cueste lo que cueste, anunciando al rebaño hacia donde debe declinar el voto. Ayer volvieron a hacer gala de su hipocresía en unas tendenciosas declaraciones que más en evidencia deja su "neutralidad" política.

Nada, lo de siempre, la pura estampa del Partido Popular, recriminar y condenar algo que ellos mismos han consumado y llevado a la práctica en antaño. Tal para cual.

Poco más que decir que no haya dicho hoy en su blog el señor Ignacio Escolar: "La cúpula eclesiástica española ha jugado a la política con dos barajas: el poli bueno, sus pastorales, y el poli malo, el púlpito de la COPE. Unos llaman a la convivencia y al respeto, y se presentan como víctimas de un Gobierno que no sólo no ha recortado sus privilegios sino que, en materia económica, los ha consolidado. Los otros, desde la radio, fomentan el discurso del odio. Mienten, insultan, manipulan. Siembran la crispación. Nos enfrentan, nos dividen".

Para leer la entrada completa de Escolar clikea aquí.

4 comentarios:

Pluskys dijo...

Nada, nada, no te asustes, esto está chupado... valen más 400 euros en mano, que cien arcángeles volando... menudos son los feligreses.

Salud!

Toni dijo...

No es que hayan perdido la cabeza, es todavía peor: han perdido la vergüenza que hasta ahora les impedía ser ellos mismos.

Se empieza por no querer condenar el franquismo, continúa con el apoyo explícito a la derecha y acaba...vete a saber cómo acaba esto.

Marta G.Brea dijo...

Los obispos y seguidores se han puesto en evidencia al embarcarse en la sucia lucha por el poder, han perdido toda autoridad moral, si es que la llegaron a tener algún día.

Nacho Escolar tituló el otro día el Público con un "Hablar con ETA es ahora pecado", y no puede ser más acertado.

Sitjar dijo...

Vaya show. La demencia y enajenación les ha hecho perder el juicio (como bien dice Marta) si es que algún día lo han tenido y la poca vergüenza (como bien dice Toni) si es que alguna vez la han sentido.

Pluskys, la de cosas que se pueden hacer con 400 euros... jjejejeje.

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"