martes, 9 de enero de 2007

- 90 60 90 -

Espíritus errantes
Está bien que la ministra de Sanidad haya conseguido convencer a los grandes distribuidores de moda de este país para que se comprometan a unificar las tallas de las prendas. La anorexia se está convirtiendo en una grave lacra social y un calvario para demasiadas familias, así que ahora, la ministra debe invertir más en el cuidado de la enfermos y afectados directos.
Poco se sabe de esta terrible enfermedad, como poco se sabe de todo lo que se deriva de nuestra mente.
Lo que sí está comprobado es que hay determinados patrones que no ayudan, precisamente. ¿Arreglamos algo unificando las tallas si los modelos de belleza que nos presentan en los desfiles más parecen espíritus errantes que chicas de carne y hueso? ¿Hemos dado algún paso si los desfiles y revistas siguen presentando la extrema delgadez como el patrón idílico de la belleza actual? Me temo que no. Ahora debería tocarle el turno al ministerio de trabajo. Lo que se tendría que hacer es mandar una inspección a cualquier pasarela de moda y comprobar cuántas de las modelos tienen un índice de masa corporal que no esté por debajo de los límites.
¿Por qué no se aplica la normativa de riesgos laborales en estos casos? Para la mayoría de ellas existiría un peligro real para su salud. Del mismo modo que a un empresario de cualquier sector se le caería el pelo si obligara trabajar a un empleado enfermo, así mismo habría que empurar a quienes hacen que sus modelos exhiban medidas que les obligan a no estar sanas. Pero, no hay huevos.

Juan Luis Cano

1 comentario:

Toni R. dijo...

Esto pasa como con los automóviles, ¿por qué coño se siguen haciendo vehículos que corren 250 o 300 km/h, si no se puede ir a más de 120 km/h? pregunto!. Entonces ¿por qué coño no se intenta erradicar el problema, de la extrema delgadez y los problemas psicológicos y físicos de la juventud de hoy en día, desde la raíz?.
Es fácil contestar a las preguntas anteriores. Es sólo por dinero. ¿Qué más le dará al dueño de Mitsubishi( por decir una marca)que se muera una familia con sus dos hijos cuando iba a 150km/h por la autopista? Pues lo mismo que a un modisto que se muera una niña de anorexia. Desgraciadamente, les importa una mierda.

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"