viernes, 29 de diciembre de 2006

- Perenne escritura -

Del paradigma solar

Fue sin duda la génesis de la serenidad. Enarbolando aquellas pequeñas partículas en un mar de aire siendo débilmente acariciadas por tímidos rayos solares.Preciosa exhibición de pesados y minúsculos algodones en pleno éxodo, particular efigie de otro camino: era el secreto dentro de la simplicidad, la correcta esencia de la vida frente mis taciturnos ojos.

Singular reflejo del bello y querido afán del ansiado regocijo humano, desadormeciendo el virtuoso sentido de la humanidad. Divisorio, por otro lado, de tan anhelada concupiscencia de nuestro ser terrenal, precario sentir de hombre pobre, explosión incesante de nada… el inerte deseo material.

Místicos destellos literarios escritos sobre aire, la tela del inspirado pincel, el centelleo de una obra de fina alfarería, la levitante escultura de viva roca, infinitas notas entre celestes compases, constelaciones sobre un cielo descapotado.¿Instante efímero, vano y perecedero? ¡En absoluto! Mas bien módico, profundo y perpetuo.

- Sitjar -

2 comentarios:

Toni R. dijo...

Oiga, disculpe, una pregunta.
La estatua que sale en la parte superior derecha de su blog, ¿ es la estatua de Franco?

Sitjar dijo...

Pues lo desconozco, aunque espero que no xD

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"