lunes, 22 de septiembre de 2008

- Despedida a lo grande -

¿Hasta donde llega la paciencia y el buen humor? Me he preguntado en infinitas ocasiones. El otro día obtuve parte de la respuesta representada en una gran exhibición.

Pasaban de las 7 de la tarde de este sábado 20 de septiembre cuando, aun a plena luz del día y justo en la plazoleta de enfrente de su casa, lo ataviábamos con diferentes prendas y artilugios al más puro estilo La parodia Nacional. La victima (invidente en esos momentos) de 28 años de edad, dejaba a nuestra merced cualquier vil preparación hacia la penitencia pre matrimonial. Mientras tanto, la expectación en las zonas colindantes se hacia notar, viandantes y vecinos sonrientes se asomaban a sus balcones a contemplar el jolgorio que no había hecho más que comenzar.

Una vez totalmente disfrazado de hombre paloma/pollo, para el coche y de ahí al centro de la ciudad, a las zonas más concurridas. Fue allí donde, en plena calle plenamente transitada, se le fue entregada la guinda del pastel: su correspondiente jaula.

Encerrado en ella y con mejor humor que todos nosotros, paseamos por plaza España y sus proximidades donde yacían las zonas comerciales más importantes de la capital de provincia.

Ya no se contaban por decenas si no por cientos las personas que de una manera u otra protagonizaron un sin fin de anécdotas aquella noche, toda una épica fiesta en toda regla donde nunca faltó el buen humor. El hombre paloma se dio un baño de masas literalmente hablando, y nunca, nunca, perdió la iniciativa, el sentido del humor y el buen rollo… realmente estamos ante un Superhombre que demostró ante la mirada atónita de todos que sus virtudes refulgen más que nunca, que no existe nadie como él. Un gran hombre merecía la más grande de las despedidas, él lo sabía y estuvo más que a la altura de las circunstancias.

Este es mi pequeño homenaje a la paciencia, al buen humor, a la bondad y a la alegría. Gracias Abel.


10 comentarios:

melocotón dijo...

Que sustooooooooo!!!...cuando leí el título de tú post pensé que nos abandonabas¿???...jajajajaja...
Jajajajajaja...menuda la que le habeis montado al "pobre"...realmente tiene más paciencia(y sentido del humor por supuesto!!!) que el "santo Job"...
No me extraña nada nadita que se os "arrejuntara"(jajajaja) tanta gente viéndolo de "tal guisa"...
Me alegro que lo hayais pasdo tan bien y al "bonachon" de Abel que le hagan un monumento xD xD!!!...(mis felicitaciones para él y a tí por este post).Un besote!!!

Toni dijo...

Qué gran día, qué gran persona Don Abel y qué grandes momentos los del sábado.

Me uno a esas gracias al Súper Hombre.

Luna Carmesi dijo...

Que barbaridad!

Es un heroe!!

jajaja

Sitjar dijo...

Toda una heroicidad, reitero. Jamás pensé que existiera persona alguna capaz de llevarlo de esa manera, quién no lo ve no es consciente de la magnitud y templanza de la victima. ¡Yo ni tras nueve pelotazos!.

Besos a todos/as! :**

Anónimo dijo...

La felicidad aún le desbordaba al día siguiente, gracias a todos sus amigos por hacerle pasar esa buena noche que nunca olvidará.

...No dejéis nunca de sonreir....

Anónimo dijo...

OOOOOOOOh, mii nuevo primooooo!
madree mia quee despedidaa,jajaja, en la plaza de españa que risas!
ueno un beso muy grande!!

by: la prima de vikii

Anónimo dijo...

ahora ya se que tengo los mejores tres sobrinos que una tia puede tener!ya esta confirmado
gracias cariños.

Abel dijo...

La verdad que tras lo leído,ahora mismo estoy emocionado y agradecido a todos mis amigos. No me siento un heróico, simplemente disfrute cada minuto y cada segundo, de todas las personas que me arroparon ese día.

Gracias a todos

Un abrazo ABEL

nyaklus dijo...

oleee sus cojones¡¡¡¡¡¡¡
jajajaja
como para kitarse el sombrero y romperse las manos aplaudiendo...que grandioso hombre-paloma.

Y lo mejor de todo....e la foto...delpollo seaen frente de un kentucky...jajajaja

Estela dijo...

Anda que.... vaya tela!!!! si es que no se os pueden dejar a un grupo de hombres sueltos por ahi... que peligro que teneis ¬¬ un petonet rei!!!

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"