lunes, 2 de junio de 2008

- Corrupción & Polución -

Ya había oscurecido aquella tarde invernal. Llovía intermitentemente y el frío se adueñaba de cualquier ser osado que, haciendo alarde de su valentía, se expusiera al húmedo y escarchante clima de los exteriores de cualquier hogar, recinto u habitáculo.

Aquella tarde de frío glacial y repentinas lluvias habían frustrado el plan de dos jóvenes: Álvaro y José. Totalmente vestidos de corto veían irritados como de nuevo la opción de jugar uno de esos partidos de fútbol que tanto les apasiona se desvanecía.

- José, ¿qué hacemos? ¿nos vamos ya a casa?

-Pues me es indiferente, ¿quieres que demos una vuelta por aquí cerca?

- Perfecto, aunque sea sin salir del coche, párate en algún parking cercano y enciendo esto.

José estacionó en un parking cercano de uno de los centros comerciales más grandes de la ciudad. Apenas concurría gente a aquellas horas aunque aun quedaban numerosos coches aparcados.

- ¡Tío, no te pares tan alejado de los demás coches, es un cantazo!

- ¡Que va, no pasa nada, tu fúmatelo tranquilo que por aquí no pasa la policía!.

La chipa de la piedra de su mechero produjo la combustión necesaria para encender la lumbre que iluminaría el habitáculo del vehículo.

- ¡¡Madre del amor hermoso!! Como huele esa marihuana compañero… -exclamó José desde el asiento del conductor-. Mira que odio fumar pero debo reconocer que huele demasiado bien.

- Sí, la verdad es que no está nada mal, si no todo lo contrario.

No había pasado Álvaro de las dos caladas cuando, a unos 15 metros se para a nuestra misma altura en batería un Ford fiesta gris. En el interior dos jóvenes de entre 28 y 32 años aproximadamente. Pasados cinco minutos… Álvaro tenía una placa de policía nacional en la ventanilla.

- Por favor, sea tan amable de bajar del vehículo –exclamó el policía desprovisto de uniforme-. Tire lo que se está fumando, píselo y entrégueme su documento nacional de identidad, del mismo modo deberá proceder su compañero.

- (La madre que lo parió...) Sí, por supuesto –suspiró Álvaro-.

- Muy bien, ahora si lleva algo más démelo.

Álvaro, sin titubear entregó el arma homicida: unos treinta euros de cannabis. Mientras, uno de los dos policías tomaba los datos de los dos implicados.

- ¿Qué hago yo ahora con vosotros? Sabes que mi obligación es poneros una sanción…

- Pues debe hacer lo que crea conveniente aunque me gustaría aclarar que mi compañero ni fuma ni ha fumado en su vida.

- ¿Sabes que la multa asciende a unos 350 euros por atentar contra la salud pública verdad?

- Sí lo sé.

Todo lo que sucedió a continuación fue un cúmulo de preguntas por parte de uno de los agentes y respuestas por parte del máximo implicado Álvaro que resultó conocer a un amigo del policía en cuestión.

- Bueno, puesto que conoces a Javi he decidido no sancionarte pero… esto, como comprenderás, no puedo dártelo, tengo que quedármelo. Ahora cuando nos subamos al coche y nos vayamos puedes coger lo que has pisado y te lo fumas si quieres. Te recomiendo que la próxima vez te vayas aquí detrás a fumar que es mucho más discreto.

Y así como llegaron se fueron, no con las manos vacías, eso si.

Álvaro no se sintió aliviado a diferencia de lo que pudieran pensar los demás. Tampoco se sintió un delincuente, un gangster ni nada por el estilo. Se sintió un hombre cuya libertad le había sido privada de hacer con su vida lo que quería sin hacer daño a nadie. Se sentía robado, humillado… Si bien es verdad que, delante de la ley, había cometido un delito aunque aquellos dos agentes habían cometido muchos más: Hurto, abuso de poder, corrupción… porque ese género al cual no acompaña una amonestación es evidente que no terminará en decomisos si no en el bolsillo de alguien de los que cobran sus nóminas pagadas por los ciudadanos para que velen por ellos. Indignado no supo que era mejor, si bajarse los pantalones y aceptar el “soborno” o echarle dos huevos y comerse la multa. En todo caso, por suerte o por desgracia ocurrió la primera y su orgullo, a llantos, pedía socorro.

Y la vida transcurrió con normalidad -por descontado- . Un día cualquiera Álvaro iba al trabajo y permanecía en un semáforo parado detrás de un gran autobús. El mismo, provisto de un inmenso tuvo de escape totalmente forrado por una película de carbonilla negra, impregnaba en sus pulmones un denso y oscuro dióxido de carbono, de olor al más puro estilo contaminación, 100% perjudicial.

- ¡¡Qué puto asco!! ¡¡Esto si que es atentar contra la salud pública!! ¡En cualquier momento aparecerán los principiantes de los de Coslada a robar el autobús!.

11 comentarios:

melocotón dijo...

Ohhhhhhhh...pero qué leen mis ojos???...guauuuuuu!!!...un "post" dedicado al "wiki wiki"...hummmmm...es que no me lo puedo creer...jajajajajjaja...
Vamos allá señor Perseo:A sus amiguetes Älvaro y José les dice que nunca nunca se vayan a un parking...son los sitios más "vigilados" por las Fuerzas de Seguridad y el ordén...aunque vayan de "paisas"(eso y los ciber-cafés jajajajajaja por lo del "trapicheo")...
Aunque "uno" no fume yo creo que el "olorcillo" le "sube" y le "pone" a todo el mundo...hummmm...una delicia!!!(jajajajajajaja...que yo sólo ocasionalmente eh!!!).
¿350 euros???...¿atentar contra la salud pública???...ainsssss y los que nos "dan garrafón" qué???...xD xD!!!...a mí cualquier día me meten en la cárcel!!!...
Lo de los "polis" para matarlos...hummmm...aunque siempre es conveniente tener AMIGOS en la poli,en la guardia civil,en la "munipa" jajajajajaja...dígale a sus "amigotes" que no los descuiden jajajajajaja...
Y lo del autobús...triste pero cierto...ainsssss...

Bueno señor Perseo...aquí la melocotón(por qué diesel???...hummmmm...no me gustaaaa!!!)le desea igualmente una féliz y productiva semana...(que si sus amigotes se toman un "wiki wiki" jajajajaja que se den una "caladilla" a mi salud ya que ya no puedo fumar...) y muchos muchos besotes para toda la semanita!!!

Vaya "otro post" que me acabo de "largar" en otro blog ajeno jajajajajajaja.

Anónimo dijo...

Había que verla escribir después de comerse el pastel.

Anónimo dijo...

Mira "corazón"...te voy a contestar en mi "blog" porque aquí no procede ok???...
Has visto???...yo también sé firmar como "anónimo" pero NO ME ESCONDO...JAJAJAJAJA...

fDO: MELOCOTÓN

Sitjar dijo...

¡Vaya dos!...jejeejejej

Toni dijo...

Antes de que este simple comentario pase a mayores, que sepas que el comentario anónimo es mío. Te contesto por aquí porque tu blog me importa menos que la marca de calcetines que usas. Si te apetece contestarme hónrame con una brillante entrada en tu brillante blog o pásate por el mío, qué remedio, todo antes de seguir jodiendo con estúpidos comentarios esta entrada.

Te pido disculpas, Sitjar, por ensuciar un poco tu blog.

Sitjar dijo...

No pasa nada, ha sido todo un mal entendido. No ha existido ningún tipo de mala intención.

Un abrazo

melocotón dijo...

Zanjado tema.Mañana te contesto a tú largooooo post,porque lo he leído por alto(jajajajajaj...te estas empezando a "largar" en blogs ajenos como yo...).
Nunca dudé de tí y seguiré visitandote como hasta ahora...ok???(vamos si no me pones "reservado derecho de admisión")...sabes perfectamente que me caes de P.M...
Hoy no tengo tiempo de contestarte porque me vuelvo a ir pero he rectificado y lo he dejado puesto en mi blog...Besotesssss!!!

Siento,de verdad,que haya pasado todo esto pero SINCERAMENTE los anonimos me ponen malaaa(quizás si no hubiera sido en plan "anónimo" me lo hubiera tomado con humor como suelo hacerlo con todo).No tengo un mal día,simplemente han sido dos días de no parar...

Luna Carmesi dijo...

Hmmm

Vigila el interlineado... la diferencia entre los navegadores a veces hace cosillas de este estilo...

:-/

Un abrazo!

Isma dijo...

Lo de que la policia hace pirulas está claro, al fin y al cabo son personas humanas con su codicia, sus odios, sus envidias y sus defectos en general. Pueden ser más cabrones que los propios criminales. Yo creo que algunos se hacen policias por el simple hecho de poder hacer este tipo de abusos, apropiarse de cosas "en nombre de la ley" y eso y para que la peña le tenga respeto, disfrutan como cerdos con eso algunos. Son chorizos, pero con uniforme, los de esta calaña.

Pero la verdad, no sabeis lo feliz que me hace ver cuando trincan policias por abuso de autoridad, como en Coslada. Me crea una satisfacción enorme ver que se van a pudrir en la carcel (al menos por un tiempo) por listos.

Si legalizaran a Maria ya estaría todo solucionado en este aspecto de la corrupción xD, pero eso es otro tema más complicado creo. Por cierto, la echo de menos xD. Aprender a vivir sin ella se hace difícil xD.

PD.: Paz hermanos, no hay que pelearse xD.

Adeu!.

Sitjar dijo...

Melocotón: ¿Qué ha pasado? ¿Ha pasado algo? no me he enterado... :p

Luna: Toda la razón. Con Firefox todo correcto pero con Explorer la cosa se "avería". Opté por dejarlo así, para una próxima iré con más cuidado. Muchas gracias!

Isma: ¿Cuantas más historias podemos presumir saber de primera mano sobre este tema?... encima en su circulo de “amistades” se regodean de sus hazañas corruptas, ¡¡orgullosos ellos!!.

mery dijo...

Perseo te mando un beso ecologico y naturalista ... eres una persona con mucha sensibilidad y me gusta saber que cuidas y tratas con mimo nuestro medio ambiente.... un besele mallorquin MUAK

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"