miércoles, 25 de abril de 2007

- El impávido torero -

Parece ser que en España la valentía de algunos se mide por su capacidad de torturar a un ser vivo ante la mirada de hombres, mujeres y niños.
De emprender esta fórmula de medición, creo que posiblemente de los más valientes fueran aquellos que visten de “luces” (que poco apropiado para las tareas que desempeñan, porque lo que se dice “luces” mas bien tienen pocas).

Estos individuos de ceñidos paquetes y sus cada día menos adeptos se regodean descargando su “arte” en forma de rabia, violencia, ferocidad y crueldad ante un animal idolatrado por el país en cuestión. Aquel animal bello, robusto, fornido y vigoroso que podemos contemplar desde muchas carreteras españolas en forma de panel publicitario, es ensalzado como el icono del arte o sentimiento español aunque por otro lado es sometido a una lucha por su vida en un desigual combate.

Estos señores con tantas agallas cuentan con diversas ventajas:

Los métodos utilizados para el debilitamiento de los toros: La mayoría de las veces los animales entran al ruedo ciegos porque se los deja en la oscuridad durante 48 horas antes del enfrentamiento. Luego la gente golpea con bolsas de arena la cabeza del animal violentamente para privar al toro de sus sentidos...Habitual es rasurar los cuernos de los toros serruchándoles algunas pulgadas, esto se conoce como "afeitarlos". Los cuernos de los toros, al igual que los bigotes de los gatos, ayudan a los animales a orientarse, con lo cual un cambio repentino altera su coordinación. El rasurar es una práctica ilegal. Por ello, a veces, después de la lucha un veterinario examina los cuernos del toro. Sin embargo, en 1997 la Confederación de Profesionales de Corridas de Toros, incluyendo 230 matadores de España, realizaron una huelga en oposición a dichas inspecciones veterinarias. Los manifestantes reclamaban que los veterinarios no tenían la experiencia suficiente para examinar a los toros. No obstante, muchos reconocen esto como otros de los aspectos de la corrupción que se infiltra en un negocio que proporciona a cada uno de los matadores profesionales más de 1 millón de euros al año.

¡Pero que machos! A eso se le llama ser Español de pura cepa, ¡si señor!, pero, atención a la siguiente opinión de un partidario de este llamado arte que escribe en su web lo siguiente:

España cuenta con un gran número de aficionados a las corridas de toros. Estos consideran la corrida como un bello espectáculo, un Arte y una manifestación de cultura ancestral que ha sobrevivido hasta nuestros días, al igual que el toro bravo. Y muy al contrario de lo que muchos piensan, no encuentran el placer en la tortura o en la pura muerte del toro, sino que lo que realmente aprecian es el valor y destreza del torero. El público se concentra en el torero, al que se le aplauden los más artísticos movimientos en momentos en los que cualquier individuo, frente a un toro, no tendría más deseo que abandonar las formas y "salir corriendo".

Su subjetiva opinión o idea deja patente su inhumanidad, su garrulez y su poco sentido común ante tal atentado contra la naturaleza animal.


Y yo le preguntaría a este señor, ¿está el toro en igualdad de condiciones sin los tres banderilleros, sin los dos picadores, sin la correspondiente espada y capote …?.
Los dos primeros ya se encargan de perforar y debilitar con numerosos actos crueles como desgarros en la piel y musculatura del toro y es cuando, llegado ese momento entra en escena el ansiado turno del osado torero cuando el toro está chorreando sangre por todos lados.
¡ Si eso no es pura belleza cultural y ricos valores para las nuevas generaciones que baje Dios y lo vea !
También gustaría de preguntarle que es lo que pasa cuando el torero se ve apurado por una cogida u otro contratiempo ante el toro bravo… porque por lo que veo salen sus tres compañeros de faena al rescate cuando a éste no le a dado tiempo a ESCONDERSE detrás los tablones, ¡¡ eso es equidad en el combate y esa gran admirada valentía de la que hacen referencia y lo demás son tonterías joder!! .

Pero cuánto vale la pena todo esto por ver "los más artísticos movimientos" del torero, que por cierto ¿ se debe referir al mundialmente conocido "salto de la rana" de El cordobés?

-Sitjar-

2 comentarios:

Toni dijo...

Dentro de la seriedad del tema, he de reconocer que me has sacado una sonrisa con lo del sato de la rana.

Yo (sabes lo inocente que puedo llegar a ser) todavía confío en que nos pongamos a la altura de los principales países europeos e ilegalizemos esta clase de divertimentos. No nos olvidemos que en Inglaterra tenían su fiesta nacional equivalente al toro en España, la caza del zorro, fiesta que ilegalizaron dado el nivel de agresividad que empleaban los cazadores y sus perros en destrozar vivo al pobre zorro.

Mientras hay vida, hay esperanza, aunque está la cosa demasiado arraigada como para pensar que se contempla una opcion de ilegalizar eso en un futuro próximo, sin más, en catalunya, una región donde por política y raíces está menos de moda la tauromaquia, dentro de poco se ha organizado una corrida en la cual ya está colgado el cartel de no hay entradas.

Así es España, y así lo has contado.
Por cierto, te felicito por tu manera de escribir y de hacer entender las cosas, enorme como siempre.

Un abrazo!

Toni dijo...

Por cierto, sin duda lo más perjudicial para el ciudadano de a pie es el sistema bancario, lo demás puede ser más o menos injusto, pero el dinero que es capaz de sacar a los mileuristas de este país cualquier banco, sólo en beneficios de hipotecas y préstamos es abismal.

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"