miércoles, 21 de marzo de 2007

- Experimentación animal -


21 de mayo: Día de Acción Mundial contra Procter&Gamble

¿Alguna vez te ha entrado shampoo a los ojos?¿Y sientes esa tremenda irritación y ardor que, tras un enjuage, gradualmente va pasando? Pues los conejos que usa Procter&Gamble para probar sus productos, no pueden enjuagárselos, ni moverse cuando testean sobre su piel rasurada y erosionada, ni cuando los viviseccionan. Tampoco puede hacer nada los miles de perros, gatos, ratas y cobayas que mueren por su encargo en diversos laboratorios. Asi es como el mayor fabricante y vendedor de productos para el hogar, el cuidado personal y alimentos de mascotas en todo el mundo, produce un mercado lleno de sangre a espaldas de los consumidores que confían en sus productos.

Al ser ellos una gran empresa, marcan la pauta para el resto de empresas del rubro. Exigir como consumidores productos libres de crueldad, es el primer paso para abrir las jaulas de los miles de millones de animales que son encerrados, torturados y muertos para llenarnos de productos que, si nos detuviéramos a pensar un poquito: ¿son todos ellos realmente necesarios?

¿Por qué el boicot?
Desde el año 2001, los días 21 de mayo, la organización inglesa Uncaged coordina la celebración de un boicot mundial a Procter&Gamble. La movilización nace a raíz de la publicación que el año 1997 Michelle Rokke -activista de PETA- hace, denunciando las prácticas crueles y degradantes que los animales recibían en los laboratorios de la Huntingdon Life Sciencie lugar donde trabajó durante un año como inflitrada y en el que se llevaban a cabo experimentos en animales por encargo de P&G.
Perros, gatos, ratas y primates, machos y hembras (muchas de ellas preñadas porque las pruebas asi lo exigen) desatendidos, torturados, sin atención veterinaria y sistemáticamente expuestos a diversos tipos de testeos de los productos P&G.

¿Qué pruebas se realizan en los laboratorios?
El Test de Draize, el Test DL50, el Test de Toxicidad Dermal y de Toxicidad Oral, estudios de Inmersión, de Inyección e Inhalación.

¿Qué productos P&G han sido testeados y deben ser boicoteados?
Los detergentes Ace, Bold, Ariel; los shampoos Head & Shoulders, Clairol, Pantene Pro-V, Wash'n Go, Wella; los productos de limpieza Fairy, Don Limpio; las toallas higiénicas y pañales de bebé Always, Alldays, Pampers, Tampax; los desodorantes Secret y Old Spice, los depiladores y afeitadores Braun y Gillette, los limpiadores Camay, Mum, Olay; las pilas Duracell, las fragancias Hugo Boss, Lacoste; el maquillaje Max Factor, los productos dentales Crest y Oral-B; e incluso, los snacks Pringles. Mención especial merecen los alimentos para mascotas Eukanuba e IAMS, que son objeto de un boicott aparte por tratar asi a los animales con que prueban el alimento para mascotas.

¿Qué puedo hacer YO para unirme al boicott?
Se pueden hacer muchas cosas, desde el ámbito individual y social. Lo primero: documentarse respecto a lo que significa y lo que implica la experimentación con animales. Luego ¡podemos hacer mucho, incluso desde la soledad de nuestro ordenador! Por ejemplo: enviar cartas a los periódicos locales informando sobre las prácticas de P&G; organizarse en un grupo que proteste frente a una sede de P&G o incluso, en los supermercados y tiendas que vendan estos productos (TODAS las tiendas, incluso las más pequeñas venden productos P&G), instalar mesas informativas en el centro de la ciudad, llamar por teléfono a los servicios a clientes de P&G informando que no comprarán sus productos hasta que dejen de experimentar con animales, o escribir -en términos educados y respetuosos-cartas e emails de protesta por la práctica de la empresa. Organizaciones como PETA y Animanaturalis ponen a tu disposición folletos y carteles para imprimir y repartir, y más ideas para sumarse al boicott.

Y ¿existen alternativas para los experimentos con animales?
Claramente, las pruebas alternativas son las que se quieren impulsar, por ello, se habla de las tres erres de la experimentación en animales propuesta por Russell y Burch:

Reducir el número de ejemplares animales utilizados en cada experimento en particular, Refinar las técnicas de experimentación de modo que sea posible evitar todo aquel dolor o sufrimiento que sea innecesario a los fines últimos del ensayo; y por último, Reemplazar el uso de los animales vertebrados vivos y conscientes por otros métodos o modelos de experimentación alternativos.

Asi en Europa se crea la Coalición Europea para la Abolición de la Experimentación con Animales, cuya misión es colaborar con otras entidades animalistas y antiviviseccionistas a nivel internacional, para establecer un observatorio y promover las 3 Erres en vistas de la abolición total de los métodos que experimenten con animales.
El estado actual de la tecnociencia y los grandes avances que han permitido a nuestra sociedad no es un tema acabado, ni mucho menos, intocable. Gracias a esto, nos hemos podido permitir una vida mucho más cómoda y segura, pero a costa del sufrimiento, mutilación, tortura y muerte de miles de millones de animales.

No podemos alegar ignorancia frente a este hecho, menos cuando la misma ciencia y la técnica ponen a disposición de la investigación nuevos medios de experimentación de productos alternativos a los que usan animales. Nosotros, en nuestro rol de consumidores debemos aceptar la responsabilidad que implica haberse asomado al abismo y no quedarnos impávidos frente al sufrimiento de estos millones de animales que ahora, en este preciso instante, en los laboratorios de muchas ciudades, están sufriendo para satisfacer nuestras opciones de consumo.

Acercarnos a alternativas de vida más comprometidas y ricas valóricamente, implica necesariamente no mirar hacia el lado: nuestra racionalidad nos instiga a movernos y escoger: si podemos vivir una vida más armónica y compasiva con otros animales ¿por qué no hacerlo? ¿por qué perseguir el progreso y desarrollo de nuestra sociedad basándonos en la destrucción y el sufrimiento de seres diferentes a nosotros? Hoy, cuando los gobiernos y las empresas privadas invierten en Investigación y Desarrollo, somos NOSOTROS como consumidores quienes delineamos las pautas de dónde y cómo se invierte. Si existen los medios para seguir explorando en alternativas a la experimentación animal: ¿por qué no pedirlas a nuestras administraciones?

Insisto: alegar ignorancia respecto a este tema podrá ser una pildorita para seguir viviendo la vida por el camino fácil. Pero no creo que las conciencias de cada quien vuelvan a estar tranquilas una vez conocemos la horrorosa realidad que se esconde detrás de los productos que usamos cotidianamente. Menos cuando, todos unidos, podemos hacer bastante por cambiar las vidas miserables y terribles de los animales de laboratorio. Porque, estaremos en pleno acuerdo que sería mucho mejor si un ser sintiente nunca hubiese existido, a que existiese sólo para soportar miseria incesante. (Percy Shelley, poeta).

Fuentes: Uncaged, IAMS Cruelty, Animanaturalis, Coalición Europea por la Abolición de la Experimentación con Animales. Fuente fotografías: Uncaged

1 comentario:

Toni R. dijo...

Desde luego que cuando uno lee estas cosas se avergüenza de su especie. Desde luego que algo hay que hacer contra esto y menos mal que aún existen personas, como tú, que se preocupan de propagar estas acciones a personas ignorantes, como yo, que vivimos ajenos a todas estas prácticas y comiendo papatillas de ésas.

"Lo peor de las malas personas es que nos obligan a dudar de las buenas"